miércoles, 24 de mayo de 2017

Triunfo Arciniegas / Diario / María Abril





Triunfo Arciniegas
María Abril
Bogotá, 18 de mayo de 2017




Se llama Maria Abril y vende jugo de naranja en la esquina de la avenida 19 con carrera séptima desde hace cuarenta años, la edad de su hija. Cuando empezó, el vaso de jugo valía cinco centavos. Ya va por los mil quinientos pesos.

Estará por cumplir los setenta y es sin duda la persona que más visito cuando paso por Bogotá. Tiene dos enemigos: la lluvia y la policía. Nunca maldice la lluvia. La he visto empujar su carrito cuando el acoso se hace insostenible.

La conozco hace tantos años y todavía no me atrevo a hacerle una foto.

martes, 23 de mayo de 2017

Triunfo Arciniegas / Diario / Nueva cámara

Extraño aniam
Bogota, 18 de mayo de 2017
Foto de Triunfo Arciniegas

Triunfo Arciniegas
Nueva cámara
Bogotá, 17 de mayo de 2017


Lo pensé más de tres semanas y al fin me decidí: estreno cámara. Esta es la primera foto, el extraño animal de un portón metálico de la carrera séptima, frente a la Parque de Las Aguas.

Hace dos meses compré una cámara en Barcelona. Porque se descompuso la que llevaba para el viaje, una Canon 70D que compré en Los Angeles en el 2012, toda una maravilla mientras duró, como el amor, tal cual, y tuve que remediar el asunto de urgencia. No concibo un viaje sin cámara en mano. Fui al Corte Inglés y compré una Canon que no da ningún problema pero con la que no me acomodo del todo, como sucede cuando una mujer le gusta a uno a medias. ¿O sin medias? 

Ahora tengo una Canon 750 D. Iba por la Canon Rebel T6i pero me convencieron de que la 750 es mejor. Toco madera. Tengo que terminar las fotos para un libro que describe un un viaje de Málaga a Pamplona.


martes, 16 de mayo de 2017

Triunfo Arciniegas / Diario / Bloqueo



Ilustración de Agim Sulaj

Triunfo Arciniegas
Bloqueo
Bogotá, 16 de mayo de 2017

No pude salir del hotel con mi equipaje porque la manifestación de los profesores bloqueó durante horas el centro de Bogotá durante horas. El trancón fue descomunal. Perdí el vuelo.



lunes, 15 de mayo de 2017

Triunfo Arciniegas / Diario / Bogotá de ladrones / Ironía



Grafiti
Bogotá, 2017
Foto de Triunfo Arciniegas

Triunfo Arciniegas
Bogotá de ladrones / Ironía
Bogotá, 14 de mayo de 2017



1

En una ciudad que no sabe cuidar, la policía me exige una cédula que me robaron sus posibles socios.


2

En las esquinas de la noche policías y ladrones se estrechan la mano.

3


Los mismos que de día suplican una moneda, de noche pueden clavarte una puñalada.







domingo, 14 de mayo de 2017

Triunfo Arciniegas / Diario / Sobre las torpezas de la escritura



Triunfo Arciniegas
Sobre las torpezas de la escritura
Bogotá, 13 de mayo de 2017



El texto original, publicado en 2017, dice: "Dos jóvenes periodistas visitaron al gran escritor fallecido a mediados de 2001, para verlo de cerca y charlar con él".

El texto afirma literalmente que los jóvenes visitaron a un muerto, y no es así.  Afirma, además, que el escritor falleció en 2001 y no es así. 

Abelardo Castillo falleció el 2 de mayo de 2017.

Si se elimina "fallecido", tal como lo hice en DE OTROS MUNDOS, el problema se resuelve. O puede decirse también: "A mediados de 2001, dos jóvenes visitaron al gran escritor fallecido, para verlo de cerca y charlar con él". Esta solución no convence.

De todas maneras, la frase no es muy buena. Si lo visitaron, desde luego que lo vieron de cerca. Y no se concibe una visita sin conversación.



sábado, 13 de mayo de 2017

Casa de citas / Mae West / La cigüeña

Mae West

Mae West
LA CIGÜEÑA



Casa de citas / Mae West / Cuando soy buena



  Mae West
CUANDO SOY BUENA



MAE WEST EN CASA DE CITAS


Casa de citas / Mae West / El beso

Fotografía de Alfred Eisenstaedt

Mae West
EL BESO

El beso de un hombre es su firma.




MAE WEST EN CASA DE CITAS




viernes, 12 de mayo de 2017

Triunfo Arciniegas / Diario / Hay mujeres

Foto de Amilcar Moretti


Triunfo Arciniegas
HAY MUJERES
Bogotá,  12 de mayo de 2017



"Hay mujeres que saben a desdicha." La frase no es mía sino de Juan Rulfo. La dice Pedro Páramo refiriéndose a ciertos pueblos. Después de toda la vida y completamente loca, cuando ya para qué, Susana San Juan acaba de volver a sus brazos.

La cita completa: "Hay pueblos que saben a desdicha. Se les conoce con sorber un poco de aire viejo y entumido, pobre y flaco como todo lo viejo. Éste es uno de esos pueblos, Susana".

Por supuesto, las mujeres responderán que lo mismo se puede decir de ciertos hombres.




jueves, 11 de mayo de 2017

Triunfo Arciniegas / Diario / Ojo por ojo





Triunfo Arciniegas

Ojo por ojo

Bogotá, 11 de mayo de 2017

Sigo en la Bogotá “humana” (el adjetivo es broma, por supuesto). Hace tres días el optómetra me remitió al oftalmólogo o, más exactamente, al retinólogo. Con lentes provisionales sólo para para leer, esta mañana acudí al Centro de Mácula, que goza de prestigio latinoamericano, según me dicen, y donde a uno lo atienden como pasajero de primera clase y le cobran un ojo de la cara. Les extrañó que no llevara compañía y luego entendí por qué. La segunda parte del examen requiere las pupilas dilatadas. Una gota en cada ojo y en diez minutos el paisaje se altera y la luz lastima. 

No tengo mujer en Bogotá, lastimosamente: estoy solo, como casi siempre. Como vagabundo que se respete. No tengo un amigo tan cercano o tan desocupado como para pedirle que me acompañe a una cita médica. No tengo en la ciudad a ninguno de mis hermanos, no tengo un hijo a la mano. De modo que, a la gravedad del diagnóstico y el atropello de la luz, se sumó el peso de la soledad. En semejante estado de debilidad, cuántas cosas bonitas le hubiera dicho a la mujer que nunca fue. Que no acudió.

Creo que soy miope desde niño pero sólo pude remediarlo en la adolescencia, cuando conseguí por mis propios medios para la consulta y los lentes. Hace doce o quince años me implantaron en el ojo izquierdo un lente para ver de lejos. Bromeo diciendo que tengo un ojo de vidrio, una pata de palo y un corazón de piedra. El cuento de la pata de palo es falso, aunque en casa de herrero escritor de palo. En todo caso, me defendí bien hasta que el ojo derecho, asignado a los libros y otras delicias cercanas, perdió notablemente capacidades. Los amigos se burlan porque ya no  leo sino escaneo y mis lecturas públicas se han vuelto un desastre.

El izquierdo izquierdo ha sido la salvación y, como en una casa con marido flojo, se ha encargado de casi todo. Ahora, para empezar y sin mencionar la cirugía que se avecina, requiero de un par de procedimientos que valen dos millones de pesos. "Aproveche ahora que tiene las pupilas dilatadas", me dijo la secretaria, y no soporté la tentación de responderle que lo que no tenía dilatado en el momento era el bolsillo.

Deslumbrado, aplastado por la noticia del diagnóstico, dos páginas en un lenguaje cifrado, me sentí miserable mientras buscaba un taxi en la avenida, en esta Bogotá despiadada que nunca he querido.



miércoles, 10 de mayo de 2017

Triunfo Arciniegas / Diario / Sal en la herida

Foto de Amilcar Moreti



Triunfo Arciniegas
SAL EN LA HERIDA
Bogotá, 10 de mayo de 2017



La dolorosa certeza de que sólo fui una más de sus equivocaciones.



martes, 9 de mayo de 2017

Triunfo Arciniegas / Diario / La insoportable gravedad de ser

Fotografía de Chadwick Tyler 


Triunfo Arciniegas
LA INSOPORTABLE GRAVEDAD DE SER
Bogota, 9 de mayo de 2017

¿Qué pesa más, la infinita devoción por una mujer o el dolor de sus extravíos?



domingo, 7 de mayo de 2017

Diario / Los libros de Triunfo Arciniegas en FILBO 2017




Los libros de Triunfo Arciniegas en FILBO 2017
Bogotá. 7 de mayo de 2017


Último día de la Feria del Libro de Bogotá. Todo lo bueno también se acaba. Incluso todo lo bello. No pierdan el día, corran a la feria. Le diría a los maridos: "Vayan con la fiera a la feria".

En el Stand de Babel (Pabellón Infantil de Corferias) se consigue mi libro CUANDO EL MUNDO ERA ASÍ. Al lado, en el stand de SM, pueden encontrar EL ULTIMO VIAJE DE LUPITA LOPEZ, EL ÁRBOL TRISTE, CAPERUCITA ROJA Y OTRAS HISTORIAS PERVERSAS, LA SIRENA DE AGUA DULCE, LA HIJA DEL VAMPIRO y LA LLORONA. Y al otro lado, en el stand de Santillana, LAS BATALLAS DE ROSALINO, LOS BESOS DE MARÍA, MARÍA PEPITAS y BOCAFLOR. ¡Una docena de libros! 

Y si van a Panamericana, encontrarán otros veinte títulos. No quiero fatigarlos con la enumeración, pero échenle el ojo a LA MEDIA PERDIDA, EL SUPERBURRO, LA SILLA QUE PERDIÓ UNA PATA, LA MUCHACHA DE TRANSILVANIA... Y el otro ojo a Primer Acto, la colección de teatro, donde tengo siete obras.

Serían entonces, hasta ahora, treinta y dos títulos.

En el stand de Fondo de Cultura Económica encontrarán cinco más: LOS CASIBANDIDOS QUE CASI ROBAN EL SOL, EL VAMPIRO Y OTRAS VISITAS, CARMELA TODA LA VIDA, ROBERTO ESTÁ LOCO, EL RABO DE PACO.

¿Cuántos van?

En Océano encontrarán LETRAS ROBADAS.

En Ediciones Castillo: YO, CLAUDIA y TOTO, EL REY.

En Norma: EL AMOR Y OTRAS MATERIAS y LA VERDADERA HISTORIA DEL GATO CON BOTAS.

Creo que perdí la cuenta.

Si pasan, mil gracias. Si compran, dos mil gracias.



sábado, 6 de mayo de 2017

Triunfo Arciniegas / Diario / Preguntas


Amantes
Fontaine de Marie de Medicis, Jardines de Luxemburgo, Paris, 2017
Foto de Triunfo Arciniegas

Triunfo Arciniegas
Preguntas
Bogotá, 6 de mayo de 2017

¿De qué sirve una cama king size si uno duerme solo? ¿Hay algo más perverso que pagarle el viaje a una mujer para que vea a otro hombre? ¿Qué sentirán las mujeres que prometen los hijos que habían soñado con otro? ¿Dónde queda la vida que no vivimos juntos? ¿Qué queda de toda esta locura? ¿A dónde lleva al viento las promesas?


viernes, 5 de mayo de 2017

Triunfo Arciniegas / Diario / Ediciones piratas




Triunfo Arciniegas
Ediciones piratas
Bogota, 5 de mayo de 2017

Después de la mesa sobre el humor en la Filbo, con los portugueses Afonso Cruz y David Machado, bajo la dirección de Fanuel Díaz, me buscaron unos cuantos lectores para que les firmara algunos libros. La mitad eran ediciones piratas y se notaba a leguas. Me dio pena negarles un autógrafo, pero no podía hacerme cómplice de un robo. No me refiero a los lectores sino al editor pirata que roba al editor que lee un manuscrito, contrata un libro y paga unas regalías y se arriesga con una edición cuya venta no está asegurada. Me refiero al editor pirata que roba al diseñador, al ilustrador, al escritor, entre otros. Me refiero al editor pirata que roba a todo el mundo 

Un libro no se hace de un día para otro. Requiere años de trabajo. Y mucho más: años de aprendizaje. El editor pirata encuentra un producto terminado, un producto exitoso además, y se aprovecha de todo y de todos.

Se dice que mientras el escritor va en bicicleta, el editor va en un Renault 4 y el editor pirata en Mercedes Benz.